auditor_ayudaadomicilio2Auditar un Servicio de Atención Domiciliaria lo entendemos como un exámen crítico y sistemático que realiza el auditor/a, de los servicios que la empresa de ayuda a domicilio ofrece a cada usuario/a.

Este examen, tiene la ventaja para la empresa contratante de la auditoría, de ser un ejercicio realizado por un agente independiente que opinará sobre la razonabilidad de la información recogida y el cumplimiento de las condiciones exigidas para cada caso.

En nuestro curso para la “Habilitación de Auditores de Servicios de Atención Domiciliaria” el auditor/a se recomienda que cumpla un perfil profesional académico preferente (ver post: http://auditorsad.dependentias.net/posibilidades-de-empleo-para-los-auditores-de-servicios-de-atencion-domiciliaria/), y de forma previa al inicio de su acción de capacitación, recibe toda la información sobre el caso que tendrá que auditar. Pero… ¿a quién deberá auditar?

Auditorías de usuario: En este caso el auditor recopila toda la información que pueda aportarle el usuario/a del servicio, sobre todo, en los casos donde la autonomía del caso lo permite.

 Auditorías de familiar: En estos informes, el auditor refleja la opinión y resultados obtenidos del análisis de la información obtenida a partir de los familiares del usuario (mejora en su estado o autonomía; evolución; satisfacción con la empresa de SAD; …) o personas que comparten la unidad convivencial. Su opinión y datos, pueden ayudarnos a confirmar conclusiones.

Auditorías de auxiliar de SAD: La actividad del auditor se centra, con este perfil, en averiguar toda la información que aporte el/la auxiliar del servicio, que se estime significativa en las características de la atención (desde la revisión de sus tareas y actividades, carga de trabajo asignada a cada una de ellas, variables que se controlan en cada caso, … hasta la comprobación de condiciones laborales, de seguridad e higiene, protección de datos personales, etc.)

Auditorías de Técnicos relacionados con el SAD (TS, DUE, Médicos, …): Cada usuario tiene asignado en la auditoría uno o varios  técnico/s (de la empresa de SAD o del servicio público correspondiente) al que puede (e incluso en algunos casos, debe) consultar para recopilar los datos más importantes relacionados con el servicio que la empresa SAD presta. Son variables aquí analizadas las relacionadas con la evolución del caso, la eficacia y eficiencia del mismo, con los protocolos de atención, control del estado de la salud, etc.

Por tanto, realizando auditoría de servicios de atención domiciliaria tendrás la posibilidad de visualizar un mismo caso desde distintos escenarios, y analizar las correlaciones o incidencias encontradas. Toda una garantía de preocupación por el trabajo bien hecho.

 ¿También opinas lo mismo?

Comments are closed.