Auditoría de Servicios de Atención Domiciliaria: ¿A quién auditar?

auditor_ayudaadomicilio2Auditar un Servicio de Atención Domiciliaria lo entendemos como un exámen crítico y sistemático que realiza el auditor/a, de los servicios que la empresa de ayuda a domicilio ofrece a cada usuario/a.

Este examen, tiene la ventaja para la empresa contratante de la auditoría, de ser un ejercicio realizado por un agente independiente que opinará sobre la razonabilidad de la información recogida y el cumplimiento de las condiciones exigidas para cada caso.

En nuestro curso para la “Habilitación de Auditores de Servicios de Atención Domiciliaria” el auditor/a se recomienda que cumpla un perfil profesional académico preferente (ver post: http://auditorsad.dependentias.net/posibilidades-de-empleo-para-los-auditores-de-servicios-de-atencion-domiciliaria/), y de forma previa al inicio de su acción de capacitación, recibe toda la información sobre el caso que tendrá que auditar. Pero… ¿a quién deberá auditar?

Auditorías de usuario: En este caso el auditor recopila toda la información que pueda aportarle el usuario/a del servicio, sobre todo, en los casos donde la autonomía del caso lo permite.

 Auditorías de familiar: En estos informes, el auditor refleja la opinión y resultados obtenidos del análisis de la información obtenida a partir de los familiares del usuario (mejora en su estado o autonomía; evolución; satisfacción con la empresa de SAD; …) o personas que comparten la unidad convivencial. Su opinión y datos, pueden ayudarnos a confirmar conclusiones.

Auditorías de auxiliar de SAD: La actividad del auditor se centra, con este perfil, en averiguar toda la información que aporte el/la auxiliar del servicio, que se estime significativa en las características de la atención (desde la revisión de sus tareas y actividades, carga de trabajo asignada a cada una de ellas, variables que se controlan en cada caso, … hasta la comprobación de condiciones laborales, de seguridad e higiene, protección de datos personales, etc.)

Auditorías de Técnicos relacionados con el SAD (TS, DUE, Médicos, …): Cada usuario tiene asignado en la auditoría uno o varios  técnico/s (de la empresa de SAD o del servicio público correspondiente) al que puede (e incluso en algunos casos, debe) consultar para recopilar los datos más importantes relacionados con el servicio que la empresa SAD presta. Son variables aquí analizadas las relacionadas con la evolución del caso, la eficacia y eficiencia del mismo, con los protocolos de atención, control del estado de la salud, etc.

Por tanto, realizando auditoría de servicios de atención domiciliaria tendrás la posibilidad de visualizar un mismo caso desde distintos escenarios, y analizar las correlaciones o incidencias encontradas. Toda una garantía de preocupación por el trabajo bien hecho.

 ¿También opinas lo mismo?

Posibilidades de Empleo para los Auditores de Servicios de Atención Domiciliaria

trabajo_auditorLa calidad en el servicio de atención a las personas no está, desafortunadamente, regulado en todas las Comunidades Autónomas de la misma forma. Además, el interés por mejorar el servicio de asistencia a domicilio, es una “actitud” que también diferencia perfectamente a unas organizaciones de otras.

Ambas circunstancias, de entrada, hacen que un “auditor/a de servicios de atención domiciliaria” no sea “obligatorio”. Dedicarse a la “auditoría de servicios sociosanitarios en el domicilio” como actividad “por ella misma” e independiente de otras actividades, será complicado. Muy difícil “vivir exclusivamente de ello”.

Las empresas de atención domiciliaria, sobre todo las más pequeñas, interpretan de una forma más regular como un “sobrecoste” cualquier planteamiento o actuación relacionada con la calidad de sus servicios. Hemos observado, de entrada,  su reticiencia a planteamientos donde se incluyan en su estructura actividades sistematizadas y planificadas de análisis de la satisfacción por el servicio. En las pequeñas organizaciones (la mayoría de los servicios de ayuda a domicilio) “todos hacen de todo”.  Y si podemos “posponerlo” o darle un tratamiento superficial, muchas veces, mejor.

Esta mentalidad, por fortuna, en proyectos asistenciales de mayor impacto geográfico y en algunas empresas de SAD “pequeñas” pero “altamente sensibilizadas por la mejora de sus trabajos”, resulta inherente al servicio.

Dicho de otra forma: No es cierto que todas las empresas de SAD estén poco sensibilizadas por el control y calidad de sus servicios (aunque no puedan demostrarlo la mayoría). En este tipo de empresas, es más fácil entender el perfil de un auditor o auditora de los servicios. En esas organizaciones tenemos muchas posibilidades de “aportar valor” con nuestro trabajo como auditores.

Pero no nos equivoquemos. Revisemos el perfil requerido para la prestación de servicios como auditor de SAD, del análisis de los más de 200 alumnos que han participado en las ediciones de 2013. Nos encontraremos con la necesidad de contar con personal:

  • Con experiencia previa en la gestión de Servicios de Atención Domiciliaria
  • Con titulación superior relacionada con la atención sociosanitaria
  • Con experiencia en auditorías y/o actividades de control de calidad de servicio
  • Con formación específica en auditorías de servicio

¿Y tú? ¿Tienes la suerte de tener cerca proyectos de atención domiciliaria sensibilizados por la importancia de la calidad que ofrecen a sus usuarios? ¿Además, cumples el perfil del auditor/a más requerido?

Dependentias Asociación Estatal pone en marcha una nueva edición de esta acción formativa de especialización. Antes del inicio del curso, es imprescindible que te hayamos asignado los casos “reales” que tendrás que auditar.

Más información, en: http://auditorsad.dependentias.net

Te interesará también el post:  Auditoría de Servicios de Atención Domiciliaria: ¿A quién auditar? (haz clic aquí para acceder a él)